Tienda online Bilbao: el comercio a través de la historia

Tienda online Bilbao: el comercio a través de la historia

Te despiertas y revisas tu correo, encontrando la buena noticia: durante la noche, mientras dormías, cinco personas fueron a tu negocio, examinaron los productos con calma y decidieron comprar. Sin tu tener que pagar a empleados, ni preocuparte de que te hayan robado, porque una tienda online Bilbao está a la orden siempre para los interesados de cualquier lugar.

Ahora hagamos una pausa para saber cómo llegamos hasta aquí

En los comienzos, cuando el ser humano, en un universo vasto y desconocido, requería algo, por ejemplo, una lanza, tenían que crearla ellos mismos o vivir cerca del artesano, y la mejor forma, no violenta, de adquirirla era realizando un intercambio.

Así, el que hacía lanzas podía pedir a cambio pieles de animales, y todos estaban contentos. Este proceso hoy en día se conoce como trueque y aun es muy usado en ambientes informales.

El siguiente paso fue el concepto de atribuirle un valor específico a un material no perecedero, pero valioso. Sal, metales y piedras preciosas tenían la gran ventaja de ser relativamente ligeros y fáciles de transportar.

Ya no era necesario preocuparse de que el tallador de muebles no quisiera pescado fresco ese día. Al ponerse civilizaciones enteras de acuerdo en que algo tenía un coste y podía ser cambiado por cualquier bien o servicio, se cimentaron las bases de la economía moderna.

A continuación, el mundo se encogió con la llegada de los vehículos de motor, haciendo factible viajar rápidamente a buscar lo que quisieras, o, pedir que llegara hasta ti, con altas probabilidades de tenerlo en tus manos en muchísimo menos tiempo que antes.

Y la invención del teléfono fue como echar un cerillo encendido a un tanque de gasolina. El poder de hablar instantáneamente con alguien que está en la ciudad vecina o más lejos era simplemente embriagador, y las negociaciones se hacían en un abrir y cerrar de ojos.

Comercialmente hablando, ¿habría algo mejor? Pues sí, porque cuando llegó la televisión se hizo posible anunciar por todo el país y hasta el mundo entero, lo que tienes para ofrecer. Con un pequeño inconveniente… y es que resultaba caro tener una publicidad por televisión, y solo los grandes magnates se lo podían permitir.

Fue la época de la computación e Internet la que combinó todos los beneficies de los avances pasados y los repotenció, volviendo el planeta diminuto. Nunca ha habido mejor oportunidad para empezar un negocio. Y una tienda en línea es el inicio.

Sobre Ricardo García

Co-fundador de G2 y jefe de equipo de desarrollo Web. Consultor de entorno web, tecnologías en internet y estrategias web. Esperto en Marketing online y Social Media y desarrollo de aplicaciones Web, Community manager, posicionamiento Web. Conecta conmigo en Google+

Los comentarios están cerrados.